En estas 24 Hores de Catalunya hemos cubierto para MundoMotero.com nuestra clásica de resistencia. Pero como la crónica de la carrera no es espacio suficiente para explicarlo todo ni dar las gracias a los que tocan, tenemos este post repleto de anécdotas del fin de semana.

Y lo vamos a adornar con algunas de las excelentes fotos de Mario (@mariobike86), el fotógrafo de MundoMotero.com, que vino de Valencia especialmente para la cita. ¡Mil gracias, Mario!

GL Motos Guyane Motorsports 24 hores catalunya 2018

Cenando en Català

No nos vamos a engañar: el sábado noche los planes para cenar se fueron al traste. Llegamos demasiado tarde al restaurante del Circuit y el food track del paddock estaba a reventar. Así que nos arrastramos al box de Català Racing para comer algo. Es momento de dar las gracias a todo el equipo por la cena y también por aguantarnos durante todo el fin de semana, especialmente a Eduard Català por su predisposición a entrevistas y lo que fuera necesario. ¡Y qué victoria, señores!

 

¡Están locos estos franceses!

El Team BMD Performance es propiedad de Benjamín Michel Dansac, técnico de Ölhins en el Mundial de Resistencia, actualmente para el SERT y durante muchos años de equipos Yamaha, incluido el GMT-94. Nos contó que viene desde Perpinyà a Montmeló para correr con un equipo compuesto por amigos, entre ellos Anthony Dos Santos – a eso se le llama tener buenos amigos. Os podemos garantizar que la maestría en los pit-stop de sus mecánicos era de aplauso. Finalizaron segundos y con victoria en la categoría Open-SBK… ¿nada mal, verdad?

 

En los viales

Con la carrera estabilizada y pasada la frontera de las doce de la noche, pudimos escaparnos a los viales. Allí encontramos a Edu Rojas y la gente del equipo Procurve, cuya ZX-10R había dicho basta tras seis horas de carrera (¡el cambio!) y nos contaron cómo es rodar en Montmeló o en Magny-Cours de noche y con lluvia en la época que el Bol d’Or se disputaba allí.

24 hores catalunya noche 2018

¿Por qué no es parte del FIM EWC?

Esta es la pregunta que nos formuló varias veces el propietario del equipo Tecmas. Primero cuando le pedimos para una breve charla (nos llevó al camión y allí nos presentó a su joven promesa Max Bonnot, disputando el FSBK junto con Kenny Foray) y posteriormente cuando nos volvimos a cruzar al finalizar la carrera: “¿Por qué no? Viene público y está organizada”. Os podemos asegurar que no fuimos los únicos que le dijimos lo que hay: el Circuit de Catalunya no quiere; seguramente porque no quiere poner dinero. Tenemos un país que sólo vive de GGPP.

tecmas mecanico 24 hores catalunya 2018

El pisbox de los hermanos Torras

Raül Torras y su hermano, conocido como McTorras en los paddocks de las road races, nos concedieron – aparte de buenas charlas y amabilidad en todo momento – la oportunidad de disfrutar del aire acondicionado del piso box que dispone Monlau Competició. Allí nos apuntamos el equipo MundoMotero junto con los tuiteros @FSApistola y @nituxan (otro par de auténticos quemados con gran cultura endurance). Mientras en Raül peleaba para ganar un escalón en el podio de Superstock 1000, realizando la vuelta rápida de la moto #71 en la penúltima hora de carrera, nosotros nos lamentábamos de la muerte de William Dunlop.

Obviamente Raül no sabía nada de la noticia; ahora que lo sabes: Raül, siento mucho que hayas perdido un compañero de ruta.

 

El arrepentimiento de un manager

Proelit rompió motor pasada la sexta hora de carrera. Mejor dicho: fundió una junta de culata. Horas antes, tras bajar de un repostaje, Iván Silva la bajaba de la moto con un mosqueo notable. La Kawasaki ZX-10R se calentaba demasiado, cada vez más. El manager del equipo, Jaume Pocorull, daba la orden a sus pilotos de aflojar ligeramente el ritmo y cuidar de la mecánica. Pero de poco sirvió: la moto entró a boxes y se comprobó el causante, un golpe en el radiador provocado por la gravilla.  Jaume confesó que fue un fallo suyo “si hubiéramos parado, lo hubiéramos visto. Es culpa mía por no querer parar estando delante”. Su sinceridad le honra. Cambiar un radiador y remontar por el podio es posible, una junta de culata ya no.

ivan silva proelit salida

Pizzas Pirelli

Será por influencia italiana o por tradición, el viernes de entrenos de las 24 Hores se cena pizza en la carpa del servicio de competición de Pirelli. Y mientras el pizzero se pelea con los controladores para entrar en el paddock, los chicos de Pirelli – Uri, Francisco y cia – van adornando la espera con sus vastos conocimientos de competición, anécdotas, rumores del paddock y risas. Gracias por el campamento base.

La segunda moto de Folch

La familia Folch y todo el equipo son exageradamente amables. Y tenemos la suerte que le hemos caído en gracia a Josep María Folch… ¿será que compartimos esa misma enfermedad por el endurance? Sea como sea, nos tratan fantásticamente. Este año, tras la decepción de la caída, incluso nos dejaron la segunda moto y el colector roto para poder explicar qué ocurrió; Isra, su fotógrafo y hombre de comunicación, nos buscó el tubo e hizo todo lo necesario para que pudiéramos acceder a todo. Cuando uno era adolescente y veía esas fantásticas R71, no imaginaba que acabaría metiendo las narices allí. Jamás hubiera pensado que la referencia del país en resistencia podía tener un corazón tan grande, ¡gracias Folch Endurance!

 

Por Enric Saurí

Cuando a falta de menos de dos horas la moto de Gaspar Racing empezó a perder aceite, su piloto Marc Creu se cayó en La Moreneta. Obviamente, la rotura del motor significaba el abandono… en el Mundial de Resistencia, pero el reglamento deportivo de les 24 Hores es ligeramente diferente. Así que empujaron la moto por el vial hasta dejarla cerca de meta…y cuando cayó la bandera de cuadros, ellos pasaron al empujón. Fue una pena que perdieran la cuarta posición de la general para finalizar en 14º posición. Pero lo auténticamente importante es que acabaron en homenaje a Enric Saurí. Este es el verdadero espíritu del endurance.

Advertisements