Ha pasado una semana de la primera ronda de la temporada 2018-19 y es hora de hacer un balance de la acción en pista y poner bajo la lupa qué fallos mecánicos ocurrieron y qué aciertos humanos se produjeron sobre 24 horas de implacable competición. Vamos con el ‘1×1’ de los equipos de EWC que más destacaron, por una razón u otra, en el Bol d’Or 2018.

start bol d'or 2018

 

F.C.C. TSR Honda France (victoria)
F.Foray / J.Hook / M.Di Meglio – Bridgestone

Nos gustó: Consumo y estrategia de paradas
No nos gustó: los Bridgestone a baja temperatura
Motivo problemas: cable de conector con bobina (circuito eléctrico para bujías)

Sorprendentemente, la “grandma” – como es afectuosamente conocida su CBR modelo 2016 – sigue a la altura en los cronos en situación de carrera; en entrenos ya no tanto. Y bondad de la centralita de HRC más la magistral mano de Hideki Omori (aka “el hombre de los cables”) a la hora de prepararla y crear una estrategia de carrera hicieron que la defensora del título empezara el año de la mejor manera: en la última hora se pudieron ahorrar una parada extra respecto al YART que seguramente les hubiera robado la victoria. Por otra parte, Mike Di Meglio nos volvió a dejar sin palabras de nuevo, con una adaptación a la Honda y los Bridgestone impecable: ¡fue el único “ex GMT” que rodó más rápido que sus antiguos compañeros!

Que los Bridgestone no son el mejor neumático cuando bajan las temperaturas es por todos sabidos. Aún así, han mejorado mucho y ya no están lejos en estas condiciones de sus rivales, pero es embarazoso ver como sus pilotos pierden un puñado de segundos cada vez que salen a pista con una goma nueva, tardando hasta tres giros en llegar a la temperatura óptima de trabajo. Y si esto ocurre en setiembre, con el termómetro entre 15º y 20º, en Le Mans será mucho más complicado por el frío, con temperaturas que pueden bajar fácilmente de los 5º durante la noche. Y luego está el tema de la moto: ¿estrenarán SP2? ¿Continuaran con la 2016? Os lo diremos (en exclusiva) cuando llegue el momento.

josh hook FCC TSR Honda France bol d'or 2018

 

Yamaha Austria Racing Team (2º)
B.Parkes / M.Fritz / N.Canepa – Bridgestone

Nos gustó: Nueva forma plantear la carrera y trabajo en box
No nos gustó: su (mala) suerte
Motivo problemas: pérdida total aceite motor

Desde el exterior, pareció que YART encaró la carrera de una manera más calmada que en anteriores ediciones. Su progresión fue de menos a más en el inicio; con Fritz realizando su primera salida y creciéndose a cada stint para realizar una muy buena carrera en conjunto. La caída de Canepa fue un contratiempo que, a primera impresión, parecía que les iba a mandar a casa: el italiano volvió a box con el motor en marcha, pero dejando un reguero de aceite considerable en la pista mientras el cárter quedó vacío. Aún así se rehicieron y, en veinte minutos tuvieron la moto lista. Remontaron desde la posición 25º hasta la segunda: por el camino se estropeó la electrónica, perdiendo el control de tracción, el regulador del freno motor, etc. Pero su ambición les llevó a realizar la vuelta rápida de carrera el domingo por la mañana, gracias a un Broc Parkes.

parkes YART bol d'or 2018

No ganaron porque TSR se ahorró una parada y, tuvieron la mala suerte de que el safety car saliera a pista en la última hora. Teniendo en cuenta todo lo ocurrido, el resultado final es un éxito, pero no deja de preocuparnos que uno de los mejores equipos del Mundial sólo haya ganado una prueba de 24 horas desde su estreno, en el lejano 2002. Ya no sabemos si es suerte o algo más.

pitstop yart bol d'or 2018

 

Wepol Racing – Penz13.com (3º)
S.Morais / D.Webb / M.Lagrive
– Pirelli

Nos gustó: ¡todo!
No nos gustó: ¡casi nada!
Motivo problemas: ¡los únicos que acabaron limpios!

Si se tiene en cuenta el presupuesto y el tiempo empleado en cada equipo, Wepol Racing es el ganador moral del Bol d’Or. La escuadra recibió sus motos tres semanas antes de la carrera, pudiendo disputar solamente un test en el circuito checo de Most. Una preparación muy ligera para toda unas 24 horas, especialmente en Paul Ricard, donde se rozan los 4mil kilómetros recorridos en carrera. No solamente fue su regularidad: Sheridan Morais y Danny Webb fueron capaces de mantener, en algunos momentos del domingo, el mismo ritmo de YART y TSR, que les presionaban por el podio, mientras Lagrive dio el callo durante la noche, como se espera de un piloto veterano de resistencia.

morais wepol racing bol d'or 2018

Si Wepol Racing ha logrado este éxito es únicamente debido a la experiencia de este “nuevo” equipo: detrás se encuentra Penz13.com, una estructura que ya cuenta con muchas batallas en resistencia. Y, obviamente, también habla muy bien de la YZF-R1. No se puede exigir nada más a un equipo privado, y menos en tan breve espacio de tiempo. Chapeau!

 

Team Bolliger Switzerland (4º)
R.Stamm / S.Suchet / J.Hugot – Pirelli

Nos gustó: su regularidad, trabajo en pit-lane
No nos gustó: falta de velocidad
Motivo problemas: ¡apenas ninguno!

Bolliger firmó uno de sus mejores resultados y que le devuelve la sonrisa a todos los miembros tras una temporada pasada más irregular. A pesar de que Wepol les ganó la partida como mejor equipo privado, los suizos han finalizado como mejor Kawasaki en la clasificación. Ya lograron una cuarta plaza en Le Mans este año, así que han repetido la sabia receta: no forzar la montura y dejar que sean las oficiales las que tengan problemas.

bolliger bol d'or 2018

La clave fue también una tremenda regularidad y prácticamente la ausencia de problemas mecánicos y fallos humanos en pista y boxes; en pit-lane los suizos siempre brillan, con un trabajo impecable. La cara mala es que, siendo un equipo privado, carecen de la velocidad de los oficiales y se va a hacer difícil rascar un podio si estás a más de un segundo en ritmo de carrera.

 

Suzuki Endurance Racing Team (5º)
V.Philippe / G.Black / E.Masson – Dunlop

Nos gustó: relación prestaciones-consumo y estrategia
No nos gustó: aún sufren fallos mecánicos graves
Motivo problemas: estriberas y embrague

El SERT volvió muy fuerte, pero no fue un camino fácil ni ha terminado. En los test de agosto declaraban estar dentro del ritmo de los cinco primeros, prefiriendo rodar sin transponder. El jueves, en el primer qualy, no estaban dentro de ese top5; al día siguiente mejoraron pero sin asombrar. El equipo trabajaba de cara a carrera y realmente se notó: rápidamente fueron capaces de moverse en el ritmo de la Kawasaki número 11, la moto más veloz, y lo hicieron con mejor consumo. Un cartón con todas las papeletas para ganar.

gregg black SERT bol d'or 2018

Pero primero fueron problemas menores: rotura de estribera izquierda a la novena hora que llevó a la rotura del selector de cambio. Luego una caída (that’s racing!). Pero lo preocupante fue el embrague de la GSX-R 1000 XRJ1 de fábrica, que dijo basta y hubo que cambiar sus discos; y no fueron los únicos porque su GSX-R de Superstock, la del Junior Team LMS, también lo necesitó. Eso sí: el staff sigue siendo impecable; con una reparación efectuada en doce minutos y una gestión de los periodos con safety impecable.

 

Team SRC Kawasaki France (7º)
R.De Puniet / J.Guarnoni / D.Checa – Pirelli

Nos gustó: prestaciones
No nos gustó: organización y consumo
Motivo problemas: shifter (cambio rápido) y alternador

La ZX-10RR oficial voló en Paul Ricard. En prestaciones puras, únicamente la R1 de fábrica del YART estuvo a la altura; aunque la moto verde sacó mayor partido a varios factores, especialmente a sus neumáticos Pirelli y su conocida capacidad por trabajar a baja temperatura. El mayor consumo respecto a otras motos oficiales, aunque no excesivo, sí que demostró que aún pueden afinar más la montura (¡o su tanque!). Por otra parte, la rotura del shifter y posteriormente del alternador el domingo por la mañana les dejó sin un Bol d’Or que ya acariciaban a dos horas para el final…la resistencia es así, y estas entran dentro del juego.

La cara oscura fue el aparente caos que vive el box en algunos momentos…o eso aparenta. De Puniet se saltó su vuelta de entrada a box en su segundo stint y el drama explotó cuando bajó de la moto. Si esto hubiera ocurrido en MotoGP, los telediarios aún estarían hablando de ello y se hubieran realizado tres ruedas de prensa para apaciguar los ánimos y lavar la imagen. En ningún otro box se ven escenas de gritos entre su jefe y el piloto; una imagen que contrastaba con la docilidad y buenas caras de Staffler en su trato con David Checa, cuya adaptación fue muy buena.

El de Gilles Staffler es un gran equipo que sabe cómo ganar, y de sobra, las clásicas francesas. Pero entendemos que no debe ser fácil manejar un box con Randy De Puniet dentro; si costó “domar” el carácter de Fabien Foret, ahora el team manager sudará la gota gorda con Randy.

de puniet kawasaki SRC bol d'or 2018

 

Honda Endurance Racing (DNF)
S.Gimbert / G.Leblanc / E.Nigon – Dunlop

Nos gustó: su determinación
No nos gustó: su mala suerte
Motivo problemas: rotura del perno que une la culata al bloque motor

El equipo oficial británico afrontó este Bol d’Or con mucha más ambición que en otras ocasiones. El año pasado terminaron terceros del campeonato, pero en ningún momento se les vio la velocidad necesaria para luchar por victorias y el título. En este Bol d’Or atacaron desde el inicio, y todo iba muy bien, rodando en segunda posición, hasta que la SP2 les traicionó.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Gimbert entró en el box a la 1.05am con pérdida de potencia. Los mecánicos trabajaron seis horas y veinte minutos sobre la montura, ya que la reparación de substitución del perno roto implicaba abrir motor. Justo cuando el sol se insinuaba en Paul Ricard, la #111 volvía a pista. Cuando ya no había posibilidad alguna de puntuar. Simplemente por el coraje de terminar e intentar aprovechar las horas restantes como test. Y sin embargo su determinación tampoco se vio recompensada: la moto no tardó mucho más en decir basta, fruto de nuevo de una pérdida de potencia considerable.

Cuando uno viene a correr en resistencia, sabe que estas injusticias ocurren porque, sin ellas, la disciplina no sería el reto que se viene a afrontar…pero nunca te acostumbras a ver tanto sacrificio sin recompensa.

leblanc honda endurance bol d'or 2018

 

ERC BMW Motorrad Endurance (DNF)
K.Foray / J.Da Costa / M.Gines – Pirelli

Nos gustó: velocidad
No nos gustó: consumo
Motivo problemas: electrónica resentida tras caída

Más allá de los tiempos en entrenamientos y un buen primer relevo, ERC no pudo demostrar mucho en su “estreno”. La mala suerte quiso robarnos un protagonista del fin de semana en los primeros compases: la caída de Da Costa con un doblado dejó la moto muy tocada porque chocó frontalmente con el vial. El equipo reparó y continuó, pero al inicio de la noche abandonó debido a los daños que arrastraba la electrónica tras la caída. Lo que sí que dejó claro es su velocidad. Cierto que Paul Ricard es un circuito propicio para las bondades de la S1000RR, pero sus rivales no son “moco de pavo”. Todo parece indicar que su ritmo de carrera hubiera estado a la par de sus rivales japonesas, incluso en carrera.

ERC BMW Endurance bol d'or 2018

En el poco tiempo en pista que pudimos verla también dejó un lado oscuro: un consumo más elevado que sus rivales. No mucho más que la ZX-10RR de Kawasaki, pero sí notable comparado a las Honda y las Yamaha. Si bien, la velocidad confirma la tendencia positiva de BMW respecto al año pasado, el consumo sigue siendo igual de alto, sin tendencia a la mejora.

En un calendario a cinco citas, el cero en carrera les condena a ser ya la moto con menor esperanza de título.

fim ewc 2018-19 post bol d'or